Unirse desde abajo, organizarse combatiendo

"Yo no quise ni quiero nada para mí. Mi gloria es y será siempre el escudo de Perón y la bandera de mi pueblo. Y aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria".

viernes, 3 de diciembre de 2010

VAMOS POR MAS! El Comando diciendo Presente! junto a Cristina


LA SIGUIENTE ES UNA CRONICA EMOCIONADA, MILITANTE Y FELIZ DE UNA JORNADA PERSONALMENTE HISTORICA, REVELADORA, Y ALGO MUCHO AUTOREFERENCIAL. ESPERO QUE SEPAN DISCULPAR ALGUNA CURSILERIA Y VULGARIDAD...


Predio repleto, mucha gente quedó afuera.
Foto Inforegion
Ayer se inauguró la Unidad de Pronta Asistencia o el Hospitalito de Recondo y Camino Negro, actual Autopista (barrio de Fiorito) . Es sabido que el Comando tiene su sede en Lomas de Zamora, y por lo tanto allí nos dirigimos. La verdad es que en lo personal iba con tres objetivos claros. Dos de carácter general y uno de carácter personal. Los dos primeros eran: presenciar la inauguración del centro de salud y acompañar una vez más al proyecto nacional que hoy encarna LA COMPAÑERA PRESIDENTA.
El tercer objetivo era poder agradecerle a Cristina. Después de la muerte de Néstor, y habiendo estado un par de veces al lado de él, tenía la deuda pendiente de ser como me enseñaron en mi casa: agradecido.

Ni bien llegamos nos encontramos con un verdadero
"vamos por más" "voy a hablar poco porque no quiero
que se me enfermen, tenemos una lucha que dar"
mundo de gente. Fiorito en sí, es un barrio populoso, Lomas en general también, y digo esto porque más allá de la movilización de agrupaciones, había mucha gente suelta, muchisima. Estaba realmente lleno. Usando el conocimiento y la experiencia, los enviados del Comando pudimos entrar al predio ya repleto, tras nosotros nadie más ingreso, quedando afuera no menos de mil personas. Fue este, el primer guiño de un día  inolvidable para mí. Al momento de ingresar, evadiendo algunos controles y gracias a algún conocido, accedimos al sector palco (abajo de este obvio, donde esta la escalera por la que se accede). De ahí nomas escuchamos los discursos y vimos al Diego que vino como vecino y compañero de causa (mágico como siempre), bajo una lluvia épica con sudestada. Terminaron los discursos y se procedió a la inauguración, y ya que estábamos colados, arremetimos con la comitiva. Ahí, a metros de Cristina. En esos quince minutos cuantos gestos le vi. Atenta a todo, disciplinada, interesada, afectuosa con la gente, antiprotocolo (como me gusta eso!), exigente con los funcionarios (Scioli y Martín Insaurralde recibieron sugerencias a cada momento). Una escuela para los dirigentes acartonados, antipueblo y lamebotas que continuó con su salida al frente del predio donde saludo una por una a todas las personas que la llamaban tras de una reja. Y ahí se dio el momento cumbre a nivel personal. De golpe Cristina giro sobre si misma y encaró por una veredita en la que yo estaba parado, detrás mio había estacionado la camioneta que la alcanzaría unos metros hasta el helicóptero.  Quedamos frente a frente y me anime. La salude, y la abrace. Le dije: "Gracias por todo lo que hiciste por mi, por mi familia, por mi hijito y por todos los que quiero. Gracias por abrir la puerta a la esperanza". Sonrió y me miro mientras caminaba.Me dijo: "Gracias nene". y luego"querido estas mojado, no te me enfermes".
Caminando a la par de Cristina
Mientras seguía caminado, me puse a la par y la acompañe, saqué la foto de arriba. Se inició una breve charla que continuo hasta la camioneta. Nunca me voy a olvidar de lo que hablamos. Me di el lujo de charlar con Cristina y de recibir un concejo: "No aflojes".
Dialogo con Cristina. que lujo!

"En nombre de todo el pueblo de Lomas, gracias Cristina", le dije. su respuesta llena de optimismo fue "Voy a seguir viniendo a Lomas, vamos a seguir haciendo cosas", "siempre con fuerzas eh!", "sos joven así que mucha fuerza". Y aún más, hubo lugar para un momento realmente conmovedor. Mientras el chofer era reprendido porque había movido la camioneta (ella misma le dijo que esperara que estaba hablando y lo paro), me agarró la mano y nos dijimos FUERZA!, el uno al otro, al unísono. Lo ultimo que le dije fue: "estoy contento porque pude agradecerte, lamento no haber podido hacerlo con Néstor" . ahí los dos nos emocionamos. Yo por haber sacado esa verdad del pecho y pagado esa deuda conmigo mismo. Creo que ella porque supo que lo que le decía era sincero.






Emoción...
Y el broche de oro fue que nos abrazamos, y los dos visiblemente emocionados y lagrimeando algo nos sacamos esta autofoto con mi teléfono, que para siempre voy a guardar en mi corazón. Porque siento que es la foto que mi abuelo hubiera querido tener con Evita o mi viejo con Perón. Porque soy tercera generación de pueblo peronista. Porque vengo de una familia en que ser agradecido es un valor y no un esfuerzo.
Porque acompaño este proyecto.
Porque el Comando cumple!


5 comentarios:

jose ruben sentis dijo...

Muy emocionante. Un gran recuerdo. Abrazo.

Juan y La abanderada de los humildes por siempre dijo...

Gracias, levantaste el tema en tu blog y por eso te invite a pasar...la verdad gracias por comentar!

manuel el coronel dijo...

Comañero, un lujo leer su crónica, y realmente, una sana envidia siento por usté. Cuanta pila nos carga nuestra conductora!

un gran abrazo

manuel el coronel dijo...

a, mi me lo llevo al blog así le pasan por acá

Juan y La abanderada de los humildes por siempre dijo...

Gracias Manuel...como siempre un amigazo